AVISO:

SI VES QUE EN ESTE BLOG SE VIOLAN LOS DERECHOS DE AUTOR, POR FAVOR, AVÍSAME AL shalangen@gmail.com GRACIAS.

5 jun. 2017

Menos químicos en el hogar

 http://www.elcorreodelsol.com/sites/default/files/biobel-hogar-al-completook.jpg
 
En todos los ámbitos de nuestra vida, incluido el doméstico, estamos expuestos a una gran diversidad de productos químicos. Mirar a nuestro alrededor nos permite identificar la presencia de químicos en una gran variedad de elementos de uso cotidiano. Entre ellos, los productos de limpieza, que tienen una presencia constante tanto en el entorno doméstico como en otros entornos profesionales.
Los ingredientes químicos que contienen estos productos convencionales, a medida que los utilizamos, pasan al ambiente y acaban contaminando nuestro hogar. Podríamos decir que, en muchos casos, sustituimos la suciedad por sustancias tóxicas. Afortunadamente, esto se puede prevenir, de ahí la tendencia creciente al desarrollo de productos de limpieza respetuosos con el medio ambiente.
Limpiadores ecológicos certificados
Frente a los productos de limpieza convencionales, ya podemos encontrar en España limpiadores ecológicos certificados, cuyas materias primas son renovables y respetuosas con la explotación sostenible, pero sin renunciar a la eficacia y calidad. La marca bioBel, de Jabones Beltrán, es una línea de jabones, detergentes y productos de limpieza ecológicos que limpian y cuidan los tejidos y superficies, respetando al mismo tiempo la salud de nuestra piel y el medio ambiente. Están fabricados exclusivamente con ingredientes de origen vegetal y perfumes naturales de aceites esenciales. Todos ellos con la garantía del exigente certificado Ecocert.
La empresa está muy concienciada y volcada en el desarrollo y fabricación de nuevos productos de limpieza ecológica para el hogar, cuya última novedad, después del lanzamiento del lavavajillas manual, limpiahogar multiusos y limpiacristales, ha sido una línea para el lavavajillas compuesta por sal, abrillantador y pastillas para lavavajillas automático. Está fabricada a base de ingredientes de origen natural, sin elementos petroquímicos, ni de origen animal y con aceites esenciales.
Entre las principales diferencias que encontramos entre los nuevos ingredientes bioBel y los productos convencionales es que las pastillas ecológicas no contienen fosfatos, EDTA ni perfume sintético; la sal no contiene ferrocianuro sódico (antiaglomerate sintético); y el abrillantador no posee tensioactivos etoxilados ni demás ingredientes sintéticos. Aun con esto, todos estos nuevos productos son tan eficaces como cualquier producto de limpieza convencional, pero con la ventaja de que su uso ayuda a cuidar el medio ambiente y a conseguir un hogar limpio a la vez que sano y ecológico.
Beltrán Hermanos es una empresa familiar de Castellón, fabricantes de jabones tradicionales desde 1.922. A día de hoy continúan fabricando diferentes tipos de jabones para la ropa y para la piel, adaptados a los nuevos usos y necesidades, pero conservando todas las propiedades del “jabón de toda la vida”.
Más información: BELTRÁN HERMANOS S.L.

La sal marina para cocinar puede contener plástico.

http://www.elcorreodelsol.com/sites/default/files/styles/foto_articulo/public/sal-marina_0.jpg?itok=_LOVZjTO
La sal que llega a nuestros platos puede contener diminutos trozos de plástico. Es la información que se desprende de un estudio realizado por investigadores de Malaysia después de analizar muestras de sal de hasta ocho países del mundo.
Este hallazgo no debería sorprender, ya que sabemos que cada año se producen millones de toneladas de plásticos: Plastics Europe, una organización que representa a los productores de plástico, informó de que en el año 2012 se produjeron hasta 288 millones de toneladas de plástico.
Según una estimación de un grupo de investigadores internacional, publicada por la  Universidad de Connecticut (EEUU) en 2014, en el mar hay más de 5 billones de piezas de plástico que equivalen a 250.000 toneladas, el 92 por ciento de las cuales son microplásticos de menos de cinco milímetros.
El nuevo estudio, publicado en Scientific Reports, lo ha dirigido el investigador en toxicología acuática Ali Karami. Su equipo de la Universidad Putra Malaysia analizó sal marina extraída y comercializada en ocho diferentes países: Australia, Francia, Irán, Japón, Malasia, Nueva Zelanda, Portugal y Sudáfrica.

Partículas de microplástico en la sal 

En el laboratorio hallaron partículas de microplástico mayores de 0,149 mm en 17 marcas diferentes de sal. Todas contenían elementos plásticos excepto la marca francesa. De las 72 partículas que descubrieron entre la sal, el 41,6 por ciento eran polímeros plásticos, el 23,6 por ciento eran pigmentos (de plástico), el 5,50 por ciento consistían en carbono amorfo, y 29,1 por ciento no se pudo identificar. Los polímeros plásticos más comunes eran polipropileno (40,0%) y polietileno (33,3%).
http://www.elcorreodelsol.com/sites/default/files/srep46173-f5.jpg.650x0_q70_crop-smart.jpg
Imágenes microscópicas de algunas de las partículas extraídas. a) Poliestireno, b) polietileno c) pigmento (ftalocianina) y d) nylon-6. Foto: Karami et al.


El biólogo Richard Thompson, experto en plásticos en el medio marino, declaraba a la revista Hakai que no hay que alarmarse… de momento: “En mi opinión, las concentraciones de microplásticos en el pescado y en la sal son lo suficientemente bajas para que no representen una preocupación para la salud humana en la actualidad».
Sin embargo, añade que, si no reducimos la contaminación microplástica, las concentraciones en los alimentos aumentarán y podrían llegar a niveles dañinos para la salud.

Plásticos en otros alimentos

El profesor Karami está de acuerdo en que incluso una cantidad mayor de partículas microplástica –atendiendo a los datos globales de consumo de sal- es poco probable que cause efectos significativos en la salud. Pero advierte de que la sal del mar no es la única fuente de microplásticos en nuestra dieta. Pequeñas dosis de múltiples fuentes podrían sumarse a esta.
Se ha detectado presencia de plásticos en almejas, mejillones, peces y, de forma inesperada, en miel y cerveza. Por lo tanto, el consumo a largo plazo de diversos productos que contienen estos contaminante podría llegar a ser preocupante. Y no deja de ser alarmante que esté llegando a nuestra mesa la basura plástica que lanzamos a los océanos.

visto aqui

Prevenir el Alzheimer de forma natural.

 http://sanoyecologico.es/wp-content/uploads/2013/07/prevenir-el-alzheimer-de-forma-natural.jpg

Texto: José María Guillén Llado
El número de afectados por Alzheimer está aumentando imparablemente. Las previsiones sobre esta terrible enfermedad aseguran que se duplicará en los próximos veinte años, hasta llegar a la cifra de más de 67 millones de personas en todo el mundo. Actualmente, supone el 50% de las personas afectadas por la ley de Dependencia en nuestro país. Sin embargo, a pesar de la tremenda importancia y dramatismo de esta realidad, conocida por las personas que están directa o indirectamente afectadas o relacionadas con ella, familiares y profesionales, es sistemáticamente ignorada por el resto, de forma que suelen acordarse de ella solamente cuando se celebra el día mundial del Alzheimer… Y poco más… debido, precisamente a una perspectiva alienante de los problemas y a la creencia muy humana, de que a nosotros no nos va a pasar. Sin embargo, las evidencias aseguran que todos participamos, sin querer, en esta especie de ruleta rusa: El Alzheimer.
Esta demencia, grave, injusta y degradante, obliga a preguntamos si de verdad no podemos hacer algo para prevenirla. Pero al haber una arraigada percepción de que su aparición no depende de nosotros mismos, se convierte en una pregunta molesta y políticamente incorrecta, soliéndose mirar hacia otro lado para no tener que responderla. Pero, por su importancia y, por dignidad humana, estamos obligados a buscar respuestas más allá de posturas cómodas o de discursos oficiales.
El problema parte, como en muchas otras enfermedades importantes de nuestro tiempo, en que no se conocen sus causas. Se barajan diversas teorías explicativas, víricas, tóxicas (aluminio), genéticas…, pero ya se le reconoce un carácter multifactorial en su etiología, en la que interaccionan distintos factores de carácter endógeno y exógeno. La principal consecuencia de ello es que, al no conocer sus causas, es mucho mayor la dificultad para hallar remedios. Así, el fármaco capaz de prevenir, modificar o curar el Alzheimer se hará esperar aún bastante tiempo.
Estas dificultades otorgan mayor importancia al diagnóstico precoz, en el que se han conseguido avances significativos, como medio que permite aplicar cuanto antes los distintos tratamientos existentes y ayudar a retrasar la progresión de la enfermedad y/o aliviar o reducir ciertos síntomas, aunque sea de forma paliativa. Si se detectan problemas de memoria, de desorientación o incongruencias en un familiar o en la propia persona, vale mucho la pena acudir al especialista para descartar la enfermedad o para empezar a tomar medidas de apoyo. En este contexto son muy positivos los tratamientos neuropsicológicos y actividades realizadas en talleres con participación colectiva, que estimulan el apoyo cognoscitivo y las sinapsis nerviosas, pues el cerebro es un órgano con una gran plasticidad, de forma que cuanto más lo utilicemos más lo reforzamos, favoreciendo una mayor supervivencia de las neuronas y terminaciones nerviosas.
Por el contrario, su falta de estímulo favorece o acentúa el deterioro cognitivo. Los ejercicios mentales retrasan su aparición, mientras que una vez instalada la enfermedad, las terapias de psicoestimulación consiguen retrasar el paso entre los diversos estadios de gravedad de la enfermedad. Asimismo, se ha comprobado que un mayor nivel educativo y los estímulos sensoriales de una vida social activa favorecen una menor frecuencia del Alzheimer en la población. No debemos confundir, sin embargo, la detección precoz, importantísima, con lo que verdaderamente es la prevención, especialmente la prevención primaria, es decir, la realización de
acciones encaminadas a reducir o eliminar los factores que pueden causar la enfermedad, antes de que ésta aparezca.
Técnicamente, el Alzheimer es una amiloidosis. Pertenece a un grupo de enfermedades de causa desconocida que se caracterizan por el depósito de un material denominado amiloide en los espacios extracelulares de diversos órganos y tejidos. En el caso del Alzheimer se producen lesiones neuropatológicas que se manifiestan como depósitos proteínicos localizados preferentemente en el hipocampo y en las áreas parietotemporales de la corteza cerebral que, lentamente, van produciendo una pérdida fatal de las funciones mentales.
Se ha observado que los desencadenantes del desprendimiento del amiloide de la membrana celular pueden ser producidos mayormente por un sistema inmunitario alterado, infecciones víricas o trastornos circulatorios en el cerebro. Este amiloide aparece en el cerebro de los enfermos de Alzheimer cuando las membranas celulares han perdido su estabilidad y se han ido destruyendo las sinapsis o zonas de contacto entre las células nerviosas. Las membranas de las células nerviosas constituyen un impedimento para las proteasas, que fragmentan en pequeñas partículas los materiales albuminosos de donde salen los amiloides y, por ello, cuando la membrana pierde su estabilidad aparece amiloide en el cerebro.
En la Cumbre Mundial de la ONU celebrada en Nueva York en 2011 para impulsar la prevención de las enfermedades no contagiosas, se corroboró que la mayoría de enfermedades crónicas y degenerativas son evitables (o prevenibles) mediante la adopción de hábitos saludables, especialmente con una dieta equilibrada y la realización de ejercicio físico de manera regular y, según estudios epidemiológicos realizados en todo el mundo, la proporción de personas mayores afectadas por Alzheimer ha aumentado más fuertemente en países de ingresos bajos y medios. No se explica la causa de ello y, aunque inicialmente se puede relacionar con el nivel sanitario del país, no resulta difícil hacerlo también con la calidad de la dieta alimenticia. La hipótesis sería: ¿a menor disponibilidad económica peor alimentación y más Alzheimer? Parece factible. Pero, ¿cuál sería esta “peor alimentación”? ¿“Comida basura”, exceso de grasas saturadas o hidrogenadas, productos industriales elaborados con ingredientes de baja calidad, exceso de conservantes y contaminantes, baja ingesta de alimentos ricos en Omega-3 como el pescado azul, mayor consumo de cereales refinados, azúcares y productos edulcorados, favoreciendo el sobrepeso y la obesidad, trastornos cardiovasculares o diabetes de tipo 2, que pueden aumentar las posibilidades de sufrir Alzheimer o empeorarlo?
Se ha comprobado en distintos estudios, que las probabilidades de padecer Alzheimer aumentan en más del 50%, cuando se tienen niveles de colesterol muy por encima de 200 mg/dl de forma sostenida en el tiempo. Asimismo, en la Universidad de Pittsburg se demostró que la hipertensión arterial reduce el riego sanguíneo cerebral, aumentando la vulnerabilidad del cerebro a los efectos de la enfermedad, sugiriendo estos resultados, que la hipertensión contribuye a su desarrollo. En este contexto, es sabido que el tabaco es un factor de riesgo, de igual modo que lo es el sedentarismo. En una investigación francesa realizada con más de 8.000 personas se pudo comprobar que el consumo diario de frutas y verduras estaba asociado a la disminución del riesgo de toda causa de demencia en personas genéticamente predispuestas.
Ello muestra la importancia del consumo regular y suficiente de antioxidantes en la dieta, en forma de frutas y verduras, capaces de neutralizar los radicales libres que promueven el estrés oxidativo proveniente de contaminantes externos o de una alimentación inadecuada y que destruyen las membranas de las células nerviosas. El tejido cerebral es especialmente sensible a los radicales libres debido a su alto consumo de oxígeno, abundante contenido de lípidos y relativa escasez de enzimas antioxidantes en comparación con otros tejidos, de forma que las neuronas van  acumulando el daño oxidativo. Por eso es tan importante que la alimentación sea rica en antioxidantes, carótenos, vitamina B, C, D y E, muy especialmente esta última, que ha demostrado en diversas investigaciones que retrasa el progreso de la enfermedad.
Su utilización en forma de complementos nutricionales no puede desdeñarse. Dentro de este ámbito podemos fijarnos, por ejemplo, en la carnosina, un dipéptido que se halla en el tejido muscular y esquelético, así como en las neuronas cerebrales, cuya tasa se va perdiendo gradualmente en el transcurso de nuestro ciclo vital, por lo que su ingesta en forma de complemento puede mejorar y alargar la salud de estos tejidos, según se ha observado en diversas investigaciones científicas. Tiene también propiedades antioxidantes y disminuye la glicolisación producida por el exceso de azúcar en la sangre, protegiendo así a las proteínas de la degradación que causa dicho azúcar y a los capilares cerebrales.
También puede resultar muy útil y beneficioso el Ginkgo Biloba para mejorar la circulación cerebral, el cual, además de otras propiedades, es antioxidante. En el estudio francés antes mencionado, se comprobó también que el consumo semanal de pescado se asociaba a la reducción del riesgo de padecer Alzheimer, observándose que el uso habitual de aceites ricos en Omega-3 revelaba una sensible disminución del riesgo de padecer demencias, mientras que el consumo habitual de aceites ricos en Omega-6, las aumentaba claramente. En este sentido debemos recordar que la Asociación de Psiquiatría Americana (APA), recomendó en el año 2006, la ingesta diaria Omega-3 como prevención y complemento en el tratamiento de trastornos mentales y emocionales.
Los ácidos grasos poliinsaturados Omega-6 se encuentran en exceso en la dieta occidental, mientras que a su vez hay carencia de Omega-3. Ello produce un perjudicial desequilibrio a favor de los Omega-6 de tal forma que se ingieren 10, 15, 20 0 25 veces más cantidad de éstos que de Omega-3, cuando como máximo  se debería ingerir solamente 3 veces más del primero. Este exceso provoca que el organismo tenga demasiado ácido araquidónico (Omega-6) y, que de él se derive la producción excesiva de citoquinas e interleuquinas favorecedoras de procesos inflamatorios crónicos, enfermedades autoinmunes y degenerativas. Debe reducirse, por lo tanto, la ingesta de Omega-6, que se hallan mayormente en el aceite y semillas de cártamo, girasol, maíz, sésamo, cacahuete, en productos elaborados que llevan estas grasas más baratas como ingredientes, así como en algunas carnes de animales alimentados intensivamente.
Tomar mayor cantidad de Omega-3 contribuye también a reducir esta diferencia, Los Omega-3 se hallan especialmente en el pescado azul, tipo arenque o sardina, salmón, caballa, en las nueces, semillas de soja, de colza o de lino, existiendo la opción adicional, rápida y cómoda, de tomar complementos de Omega-3 de alta pureza. Aunque en el Alzheimer no se observa una inflamación clara y directa en la anatomía patológica, sí hay evidencias de una inflamación más sutil en las placas seniles, habiéndose observado en estudios epidemiológicos evidencias de influencias inflamatorias al haberse constatado que existe una menor prevalencia de Alzheimer en pacientes con ingesta habitual de antiinflamatorios debido a la presencia de enfermedades reumáticas.
Además, los enfermos de Alzheimer tienen una mayor propensión a desarrollar tumores, signo que alerta de que puede coexistir un cierto nivel de inflamación general. De ahí la conveniencia de ingerir mayor cantidad de Omega-3, con propiedades antiinflamatorias, sin olvidar que está también indicado para la prevención y el cuidado cardiocirculatorio, siendo beneficioso en casos de colesterol e hipertensión. En una investigación que duró casi cuatro años, realizada en Chicago y publicada en 2003, se observó que los participantes que consumían pescado una o más veces por semana tenían un 60% menos de riesgo de sufrir la enfermedad, en relación con aquellos que nunca o raramente comían pescado. Comprobaron que el ácido graso Omega-3 que tenía mayor importancia en ello era el DHA. Es conveniente matizar que también interesa ingerir una cierta cantidad de EPA, otro Omega-3, pues es vital para una buena permeabilidad de la membrana celular, combatir el estrés, así como para el equilibrio emocional de la persona, especialmente para contrarrestar la posible depresión del propio enfermo.
En el año 2008 se publicó, en The Journal of the Alzheimer’s Association, una investigación que verificó que mediante la ingesta oral de DHA se conseguía promover la síntesis de nuevas sinapsis cerebrales que compensaban la característica pérdida sináptica de los enfermos de Alzheimer. Realizar ejercicio físico regularmente facilita una mejor oxigenación cerebral, fortalece y mejora el sistema cardiocirculatorio, ayuda a eliminar sustancias de desecho y tóxicas a través de la sudoración, combate trastornos metabólicos como el colesterol, el azúcar, el sobrepeso y la obesidad, y fortalece al organismo en su conjunto, especialmente el sistema inmunológico, permitiendo una mejor defensa ante posibles infecciones y enfermedades. Si consideramos que la mayor parte de enfermedades son procesos defensivos del organismo ante factores que alteran su equilibrio, en su mayoría hábitos antinaturales que, de mantenerlos durante años, provocan reacciones inflamatorias crónicas del organismo, pudiendo desembocar en afecciones autoinmunes o degenerativas.
Y si sabemos cuáles son los principales factores de riesgo, prevenir el Alzheimer de forma natural no solo es posible, sino una obligación que debemos asumir.

visto aqui

Síndrome metabólico.

http://sanoyecologico.es/wp-content/uploads/2015/02/sindrome-metabolico-720x340.jpg


Se denomina Síndrome Metabólico, Síndrome X o Síndrome de resistencia a la Insulina, al conjunto de alteraciones metabólicas y cardiovasculares que aumentan las posibilidades de sufrir enfermedades cardiacas o vasculares ligadas a una hiperlipidemia y/o Diabetes. Recordemos que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en adultos en los países desarrollados donde su incidencia ronda el 20% de la población, llegando al 44% a partir de los 50 años. Se define un criterio práctico por el cual si concurren 3 o más de los los factores descritos en el cuadro (1) que aparece en la parte superior de la página, existe Síndrome Metabólico con riesgo de desarrollar Diabetes de tipo 2 o no Insulinodependiente, cardiopatía coronaria, ataques cardiacos o apoplejías.
En otras palabras, si de este listado nosotros contestamos afirmativamente en tres de los apartados, tenemos un serio riesgo de padecer un infarto u otra enfermedad cardiovascular que pueden ocasionarnos la muerte o limitarnos notablemente nuestra calidad de vida. Obviamente vamos a tener que tomar medidas para paliar este riesgo, y serán de dos tipos:
Modificar nuestros hábitos de vida: destacamos el perder peso, hacer ejercicio de forma regular y de acuerdo con las posibilidades físicas de cada persona, dejar de fumar y reducir la ingesta de grasas de la dieta, especialmente las saturadas. En otras palabras, llevar una vida sana disminuyendo la ingesta de calorías y aumentando la calidad de los nutrientes, prestando especial atención a aumentar la fibra y los alimentos de origen vegetal. Tratamiento con complementos alimenticios: pueden estar destinados a contribuir en la pérdida de peso, controlar la hiperglucemia, disminuir la dislipidemia disminuyendo los triglicéridos y las tasas de colesterol LDL y aumentado las de HDL, y controlar la tensión arterial.
Factores de Riesgo
Antes de proponer alternativas naturales para tratar estos aspectos, analicemos brevemente los principales factores de riesgo. El Colesterol junto a los Triglicéridos, las Lipoproteinas y las Fosfoproteínas son los componentes básicos de las grasas. El Colesterol es específico del reino animal, y tiene como principales misiones en el organismo formar parte estructural de las membranas celulares, es precursor de la Vitamina D, de diversas hormonas como los Estrógenos, la Testosterona y los Corticoesteroides, de las sales biliares que intervienen en los procesos digestivos y también de facilitar las conexiones entre las neuronas facilitando así los procesos cognitivos. Para desplazarse el Colesterol y los Triglicéridos a través del torrente sanguíneo, se unen a Lipoproteinas. Los efectos vasculares del colesterol y de los triglicéridos dependen en gran modo de estas lipoproteínas.
Así, las Lipoproteínas de Baja Densidad o LDL (del inglés “Low” , bajo) , son el llamado colesterol “malo”, y aunque en principio es inofensivo, si se expone a un proceso de oxidación, interactúa con el endotelio arterial produciendo una respuesta inflamatoria que puede ser muy perjudicial, ya que obstruye los vasos sanguíneos por la propia respuesta inmunológica y puede formar coágulos que se desprenden y logran obturar otros vasos, siendo esta la causa de infartos por falta de riego sanguíneo en cualquier órgano, aunque los más graves son en el corazón o el cerebro. Por la otra parte existe el Colesterol “bueno” o Colesterol de Alta Densidad HDL (“High” del inglés alto).
Beneficia al organismo eliminando el colesterol de las paredes arteriales y lo transporta hasta el hígado para su metabolización, actuando a su vez como antioxidante. También encontramos las Lipoproteínas de Muy Baja Densidad o VLDL (del inglés “Very low” muy bajo) y las de Densidad Intermedia (IDL), que suelen transportar los Triglicéridos. Niveles altos de Triglicéridos resultan muy peligrosos, ya que aparte de incrementar los valores de otros tipos de colesterol, pueden asociarse a coágulos sanguíneos e interaccionar con la respuesta inflamatoria del endotelio arterial, contribuyendo al bloqueo arterial cerrando la luz del vaso. Los Triglicéridos, que son un tipo de lípidos formados por una molécula de Glicerol que tiene esterificados sus tres grupos hidroxilos por tres ácidos grasos, bien saturados o insaturados. Forman parte de las grasas, especialmente en las de origen animal, por lo que va a ser fundamental elegir los tipos de grasas y su cantidad en nuestros hábitos alimenticios para evitar los excesos de Triglicéridos en sangre y dar lugar a una Hipertrigliceridemia.
Los niveles de Triglicéridos han de ser controlados especialmente dada su alta incidencia en provocar la Ateroesclerosis, enfermedad a la que se le ha calificado como “El asesino silencioso”. Se trata de una enfermedad crónica que afecta específicamente a la capa íntima de todas las arterias del cuerpo. Su nombre resulta de la unión de las dos palabras ateroma y esclerosis, haciendo en el primer caso referencia al depósito de materiales grasos, fundamentalmente Triglicéridos, y con esclerosis al depósito focal de materiales fibrosos, fundamentalmente colágeno, en la pared arterial.
El origen de las lesiones ateroescleróticas son debidas a pequeñas agresiones en la túnica íntima de la pared arterial. Las células del endotelio reaccionan a los estímulos inflamatorios provocados por estas lesiones volviéndose más pegajosas. Simultáneamente las células endoteliales secretan moléculas que potencian la reacción inflamatoria del endotelio. A este fenómeno se le denomina disfunción endotelial, y se caracteriza por el elevado número de monocitos que se observan pegados en la fase inicial de la lesión. Los monocitos al llegar al interior de la pared arterial se transforman en macrófagos, que tienen afinidad específica por fagocitar el colesterol LDL y los Triglicéridos presentes en el flujo sanguíneo. A estos macrófagos se les denomina células espumosas. Al morir provocan el acúmulo extracelular de grasas y de restos celulares, formando el núcleo lipídico de la lesión ateroesclerótica.
Simultáneamente, el organismo trata de reparar las lesiones de las arterias, por lo que se produce una migración de las células musculares lisas hasta los puntos de la lesión, generándose más colágeno y otras materias de la pared fibrosa extracelular, que a su vez engrosan la pared. De este modo y progresivamente con los años, se estrecha la luz vascular, dificultando o impidiendo la circulación sanguínea en la propia arteria. También se puede desprender por erosión o rotura brusca parte del engrosamiento, el cual puede interrumpir el flujo de sangre en cualquier arteria o vena del organismo. A este desprendimiento se le llama Trombo y a la patología que desarrolla se le llama Trombosis, caracterizándose siempre por un cierre de la luz vascular con el consecuente cese del aporte sanguíneo a la zona u órgano.
Si se produce la anoxia del corazón se produce un infarto. Se le denomina “asesino silencioso” porque este proceso tarda varios años en producirse sin que se observe síntoma alguno y tan solo se manifiesta o mediante un análisis de sangre o cuando se produce el infarto de algún órgano. Uno de los factores más sencillos de cuantificar y que influye como alto factor de riesgo en el Síndrome metabólico, es la Presión o Tensión Arterial. La hipertensión puede clasificarse en primaria o sistémica, 90% de los casos, cuando su etiología es desconocida y primaria si es debida a estados patológicos diagnosticados. La Hipertensión arterial sistémica es uno de los problemas de salud más importante en los países industrializados, presentando cifras de prevalencia superiores al 25% de la población total.
La presión arterial es básicamente el resultado del producto del Gasto Cardiaco y de la Resistencia Periférica total. El Gasto cardiaco está determinado por la frecuencia cardiaca y la fuerza de contracción, factores que varían en función del retorno venoso que a su vez depende de la actividad constrictora y/o dilatadora de las venas y del sistema renal entre otros factores.
La Resistencia periférica varia también en función de la actividad constrictora y/o dilatadora de las arteriolas, del sistema Renina-Angiotensina y del estado del endotelio vascular entre otros. La principal causa de la hipertensión es realmente todos aquellos motivos que originan una vasoconstricción funcional, mayoritariamente producida por la arterioesclerosis.
La diabetes o los altos valores de glucosa en sangre son uno de los valores de la escala de riesgo del Síndrome Metabólico. Se caracteriza por presentarse altos niveles de azúcar en la sangre. Varios autores de hecho se refieren al Síndrome Metabólico con el Nombre de Síndrome de Resistencia a la Insulina. Esta denominación es debida a que esta resistencia a la acción de la Insulina se produce mayoritariamente por hiperlipidemia y estados inflamatorios producidos principalmente por la obesidad. El exceso de ácidos grasos produce un aumento por varios mecanismos de la secreción de Citoquinas y Quinasas, que interfieren con los receptores de la insulina presentes en los tejidos adiposos, el hígado y los músculos esqueléticos, lo que se traduce en un aumento del nivel de azúcar en el torrente sanguíneo.
De forma general podemos afirmar que la diabetes puede ser causada por la nula o insuficiente producción de insulina, resistencia a ésta o ambas simultáneamente. Suele realizarse un analisis si se observa la siguiente sintomatología (2): La diabetes puede desembocar en muchas complicaciones, entre las que destacamos la Retinopatía diabética que puede provocar ceguera, Cataratas, Vasculopatía periférica, Glaucoma, Úlceras en los pies que pueden ser causa de amputación de los miembros, Nefropatía diabética, Neuropatía diabética, problemas de erección e infecciones diversas de la piel, el tracto genital femenino y las vías urinarias. Existen diversos tipos de Diabetes, que de forma simplificada clasificamos en 3 tipos:
Diabetes tipo 1, juvenil o insulinodependiente: se caracteriza por ser una reacción inmunitaria, ya que los glóbulos blancos del cuerpo atacan por error a las células betapancreáticas productoras de insulina. Suele diagnosticarse antes de los 14 años y se trata habitualmente mediante el aporte exógeno de Insulina inyectada.
Diabetes tipo 2 o metabólica: Generalmente se presenta en la edad adulta, aunque se está diagnosticando cada vez más en personas jóvenes, debido a los cambios de hábitos alimentarios y de vida. En este caso, las altas tasas de azúcar en sangre se deben a la incapacidad del organismo para utilizar adecuadamente la insulina producida por el páncreas generalmente por haberse desarrollado un mecanismo de resistencia a la misma. Esta diabetes cursa en muchas personas que ni siquiera saben que la tienen a pesar de ser una enfermedad grave. Este tipo se está volviendo más común debido a la creciente obesidad y a la falta de ejercicio.
Los cambios de hábitos de vida así como la ingesta de hipoglucemiantes orales son los tratamientos más habituales Diabetes gestacional, característica en algunas mujeres durante el embarazo, y que se produce debido a los cambios hormonales propios de dicho periodo.

visto aqui

Complementos alimenticios frente al síndrome metabólico.

http://sanoyecologico.es/wp-content/uploads/2015/02/complementos-alimenticios-frente-sindorme-metabolico.png 

Para ayudarnos a combatir estos desarreglos que nos abocan a padecer el Síndrome metabólico, podemos ayudarnos con complementos alimenticios. Para compensar los altos niveles de colesterol y triglicéridos, destacan los siguientes productos naturales entre muchos otros:
La Levadura roja de arroz rica en Monacolina A, se ha propuesto como una alternativa natural para reducir los niveles de colesterol. La Monacolina K, es químicamente muy similar a las Estatinas. Actúa contra las dislipidemias de 3 modos:
. Inhibe la producción de colesterol en el hígado, ya que contiene Hidroximetilglutaril-CoA-Inhibidor de la reductasa, que es una enzima imprescindible para producirlo.
. Aumenta la síntesis de HDL o colesterol “bueno”
. Reduce la producción de la VLDL, responsable del transporte de triglicéridos.
El Policosanol que es una mezcla de alcoholes alifáticos aislados y refinados de la Caña de Azúcar siendo su principal componente el Octacosanol. Actúa reduciendo al igual que las estatinas la síntesis hepática de Colesterol LDL, pero a diferencia de estas modulando la HMG-CoA reductasa a la par que aumenta su reabsorción hepática. Al mismo tiempo, incrementa la actividad de los receptores LDL, unión de las LDL al receptor, así como su distribución y catabolismo, lo que justifica su acción hipolipemiante. También actúa como antioxidante, evitando que las LDL sean oxidadas. Por último tiene un efecto antiagregante, antiisquémico y antitrombótico, por actuar inhibiendo la Troboxano sintetasa.
El Hidroxitirosol obtenido de la oliva, es también muy apreciado por su potencial antihiperlipidémico. La actividad del Hidroxitirosol es ante todo Antioxidante, siendo muy eficaz en las enfermedades cardiovasculares por actuar frente a la peroxidación lipídica. De este modo desempeña un papel crucial en la Ateroesclerosis, impidiendo el desarrollo del núcleo lipídico de la lesión vascular. También se han realizado estudios in vivo comprobándose la correlación entre la disminución de los niveles de LDL y de Triglicéridos y las dosis de Hidroxitirosol.
Los ácidos grasos de la serie Omega 3, son esenciales para nuestro organismo. Entre las acciones más importantes a nivel cardiovascular de los Omega 3 destacamos que actúan mejorando la función inmunitaria, disminuyendo la agregación plaquetaria, reduciendo la respuesta inflamatoria, mejorando la dilatación de las arterias y disminuyendo el nivel de triglicéridos en sangre. Todos estos factores inciden notablemente en la prevención del infarto, la hipertensión arterial y otras enfermedades autoinmunitarias. Asimismo los Omega 3 son indispensables para garantizar el desarrollo cerebral en el feto y en los menores de 2 años. Todos estos efectos beneficiosos se deben fundamentalmente a la acción de los ácidos grasos contenidos en los aceites de pescado, el Ácido Eicosapentanoico EPA y el Ácido Docohexanoico DHA. La Pantetina es estructuralmente un disulfuro del Ácido Pantoténico y se metaboliza en Coenzima A.
Se le considera la forma biológicamente activa de la Vitamina B5. Produce un efecto beneficioso en la ganancia energética, reducción del stress y la desintoxicación hepática. Modula asimismo las lipoproteínas plasmáticas, manteniendo un equilibrio adecuado entre ellas, ya que se implica directamente en la producción de energía a partir de los lípidos en el hígado. De este modo baja los niveles de Colesterol LDL y Triglicéridos, aumenta los de Colesterol HDL y mejora la fuerza de la contracción del músculo cardiaco.
Los Polifenoles y el Resveratrol entre ellos, que desempeñan un importante papel como protectores vasculares debido a que frenan la oxidación del Colesterol LDL y previenen de este modo la Arterioesclerosis. Asimismo inhiben la agregación plaquetaria, disminuyendo el riesgo de formación de coágulos o trombos que provocan infartos cerebrales o cardiacos. A nivel de coadyuvantes en los episodios de hipertensión arterial, se emplean tradicionalmente plantas como el Olivo, el Espino blanco y el Abedúl. El Olivo (Olea europea) es un árbol mediterráneo cuyas hojas son ricas en Secoiridoides, entre los que destaca el Oleuropeósido.
También se observa la presencia de Triterpenos y Flavonoides. Tradicionalmente se ha empleado como hipotensor, hecho constatado por la administración independiente de Oleuropeósido, ya que es dilatador coronario y antiarrítmico, aunque se sospecha que no será el único principio activo. También actúa como inhibidor del enzima convertidor de la Angiotensina.
El Espino blanco (Crataegus oxyacantha) es un arbusto espinoso con flores de color blanco característico de todas las zonas templadas del hemisferio norte. Entre los principios activos de la sumidad destacan Proantocianidoles, Flavonoides, Esteroles, Catequinas y Aceite Esencial en pequeñas cantidades. Se recomienda como hipotensor en diversos casos de palpitaciones, dolores cardíacos, espasmos vasculares, arritmia, y taquicardia. La actividad sobre el miocardio se debe a los Proantocianidoles. Los estudios experimentales publicados, muestran su actividad sobre la contractilidad y el flujo miocárdico así como su acción hipotensora y su propensión a reducir las resistencias vasculares periféricas. El Espino blanco se emplea también popularmente como antiespasmódico pues actúa como calmante en afecciones del sistema nervioso y en casos de insomnio e irritabilidad.
El Abedul (Betula pendula) es un árbol de hasta 30 metros. Sus hojas son simples, alternas y caducas, y mayoritariamente colgantes de un peciolo. Las hojas son ricas en Flavonoides, Aceite esencial Triterpenos y Taninos. La acción diurética azotúrica es debida a los Flavonoides, por lo que tradicionalmente se utiliza en todo tipo de afecciones urinarias, como cistitis, uretritis, litiasis, gota, etc. , así como hipotensor, ya que al reducir el contenido en sales del organismo facilita un menor volumen vascular. Varias son las plantas en las que se ha probado su acción hipoglucemiante, principalmente obtenidas todas ellas de estudios de etnofarmacología. Podemos citar:
La Achicoria (Cichoryum intybus) es una planta rica en polifenoles y fibras. La raíz de Achicoria contiene al menos un 10% de polifenoles, destacando entre ellos el Ácido Dicafeoquinolínico (71% del total). Recientes estudios han demostrado su potencial como hipoglucemiantes (Allana College of Pharmacy 2011).
El Copalchi (Coutarea latífolia) es un arbusto con hojas pecioladas ovaladas y flores amarillentas. Es originaria de México y Colombia. Su corteza tiene acción hipoglucemiante ya que presenta un heterósido amargo (el Coutareosido) que le confiere una acción hipoglucemiante activa. Esta acción es debida a una estimulación de la secreción pancreática y a un incremento directo del metabolismo de los hidratos de carbono por parte de nuestro organismo.
El Ortosifón o Té de Java (Ortosiphon stamineus) es una Lamiácea originaria del sudeste asiático. Es una planta vivaz de hojas opuestas, con flores blancas y lilas. Su nombre vernáculo es “Bigote de gato” ya que sus estambres exertos son dos veces más largos que el tubo de la corola. Las hojas son ricas en sales de potasio, terpenoides y flavonoides, entre los que destaca la Sinensatina, que ha mostrado efectos como hipoglucemiantes (Mohamed et al., 2011).
La Cúrcuma (Curcuma domestica) es una planta vivaz por su rizoma, con grandes hojas envainadoras y flores amarillas agrupadas en espiga. Se cultiva para su uso como especia, ya que es la base del curry. La Curcumina actúa regulando la producción de diversas proteínas y factores implicados directamente en la regulación de los niveles sanguíneos de glucosa (Aggarwal, 2010).
La Canela (Cinnamomum zeylanicum) es una de las especias más conocidas. Originaria de Ceilán (actual Sri Lanka) también se cultiva en China, Birmania, Islas Seychelles o Brasil. Últimos estudios sobre las propiedades de la canela se han centrado en sus posibilidades terapéuticas para el tratamiento de la diabetes tipo. A este respecto en 2003, investigadores del Departamento de Nutrición Humana de Maryland (EEUU) y Peshawar (Pakistán) llevaron a cabo una serie de estudios según los cuales la ingesta diaria de canela ayudaría a reducir los niveles de azúcar en sangre. Estos efectos se explican porque la canela contiene Cinantamina B1, que potencia el efecto de la insulina (Taher et al, 2007), regula el transporte de la glucosa y facilita la expresión genética de la producción de la insulina (Cao et al. 2011). Por último no debemos olvidar al Cromo, el cual contribuye a bajar los niveles de azúcar en sangre, ya que actúa
disminuyendo la resistencia a la insulina.

visto aqui

Propiedades de la cúrcuma.

http://sanoyecologico.es/wp-content/uploads/2013/05/propiedades-de-la-c%C3%BArcuma.jpg


Es una especia originaria de la India, es uno de los componentes del curry y el responsable de su color amarillento, se utiliza como condimento y colorante. Recientemente diversos estudios  destacan sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, la responsable de dichas propiedades es uno de sus componentes, la curcumina. La cúrcuma también es un buen protector hepático debido a que favorece la producción y secreción de bilis. La parte principal de la planta es su raíz, generalmente la encontraremos en polvo aunque también podemos encontrar la raíz seca. Podemos utilizar la cúrcuma para dar color y sabor a las salsas, en platos de legumbres, pasta o arroz.

visto aqui

Protectores solares: filtros físicos frente a filtros químicos.

http://sanoyecologico.es/wp-content/uploads/2014/09/protector-solar.jpg


Texto: Jesús Chicón
Desde siempre me ha llamado la atención el tema de los idiomas. Me resulta curioso comprobar cómo el cerebro de una persona española está hecho para identificar palabras en español. Pero es incapaz de identificar palabras en otro código (alemán, inglés…) aunque estén escritas con un alfabeto común. Algo parecido pasa con la naturaleza de la luz. Dependiendo del código que se utilice (longitud de onda) habrá determinadas estructuras capaces de identificar o reaccionar ante ese código o no. Por ejemplo, el ojo humano es capaz de percibir la luz que tiene una longitud de onda entre 400 y 700 nanómetros (unidad de medida de la longitud de onda). Pero existen otras longitudes de onda que en conjunto constituyen lo que se llama el espectro electromagnético: rayos gamma, rayos X, ultravioleta, espectro visible, infrarrojos, microondas y ondas de radio (de menor a mayor longitud de onda).
Como podemos comprobar, y para ir entrando en materia, las radiaciones ultravioletas (UV) no las puede percibir el ojo humano. Es decir, no las podemos ver. La longitud de onda de estas radiaciones (el “idioma” de estas radiaciones) va de 200 a 400 nanómetros. Hemos dicho antes que el ojo humano sólo “entiende” lo que le llega entre 400 y 700 nanómetros. Que las células de nuestra retina (fotorreceptores) no “entiendan” a los rayos UV, no quiere decir que ninguna célula de nuestro cuerpo entienda ese idioma. De hecho, las células de nuestra piel SÍ que son sensibles a dicha radiación. Es decir, son capaces de “entender” el código de las radiaciones UV. Y ¿qué les “dicen” estas radiaciones? Les dicen lo que les diría cualquier radiación del espectro electromagnético: ¡Toma energía!. Todas las radiaciones lo que emiten es energía.
La cantidad de energía que emiten es inversamente proporcional a su longitud de onda: cuanto mayor es la longitud de onda, menor es la energía que emiten. La prueba de todo esto la tenemos en el hecho de que convivimos diariamente con ondas de radio (las de mayor longitud de onda y menor energía) y no nos pasa nada. Lo mismo ocurre con los microondas, infrarrojos y espectro visible. Por el contrario, a los rayos X sólo podemos exponernos muy puntualmente y a los rayos gamma no podemos exponernos. Pero ¿qué ocurre con las radiaciones UV?. ¿Podemos exponernos a ellas o no?. Pues sí, pero con mucho cuidado. La cantidad de energía recibida es proporcional al tiempo que estemos expuestos a la fuente que origina dicha energía. Es decir, la cantidad de energía UV que reciba nuestra piel va a depender del tiempo que estemos expuestos al sol (fuente que origina las radiaciones UV). Pero ¡cuidado!. Las nubes por sí solas no son capaces de impedir que la radiación UV llegue hasta la superficie terrestre. Así que no nos podemos confiar en los días nublados.
Lo que realmente “filtra” las radiaciones UV es la capa de ozono. Dentro de la radiación UV hay tres tipos: ultravioleta A (UVA) con una longitud de onda entre 320 y 400 nanómetros (la menos dañina), ultravioleta B (UVB) con una longitud de onda entre 280 y 320 nanómetros (provoca las quemaduras solares) y el ultravioleta C (UVC), incompatible con la vida y completamente bloqueado por la capa de ozono. De ahí la importancia de respetar, cuidar, e incluso me atrevería  a decir, venerar nuestra capa de ozono. ¿Qué formas o maneras tenemos para minimizar el impacto energético sobre nuestra piel? Principalmente dos: La primera es una solución de cajón: no exponernos al sol. Es decir, evitar que los rayos de sol impacten directamente sobre las células de nuestra piel. Esto se puede conseguir utilizando algo que se interponga físicamente entre el sol y nosotros. Ese algo puede ser una sombrilla, un sombrero… o algo que aplicado sobre nuestra piel haga un efecto de “sombra”. Este es el mecanismo de acción de los filtros solares físicos.
Las principales moléculas que se utilizan para realizar dicha acción son el dióxido de titanio y el óxido de zinc. Un detalle de gran importancia es que estas moléculas no se hallen presentes en forma de nanopartículas (relacionadas con problemas de salud a medio y largo plazo). La segunda de las opciones es permitir que llegue a nuestra piel el impacto energético y que, posteriormente, unas sustancias químicas aplicadas sobre nuestra piel, sufran una modificación molecular para disipar dicha energía. Este es el mecanismo de acción de los filtros solares químicos. La verdad es que todo eso de “impacto energético”, “sustancia química”, “modificación molecular”… no suena nada atractivo. Por el contrario, lo de “efecto sombra” siempre resulta como más respetuoso, menos agresivo, más natural… e incluso más cultural: ¿que sería de nuestras playas sin ese paisaje multicolor de sombrillas desiguales? Hay otro aspecto que también es interesante destacar. Desde un punto de vista práctico, el acto de aplicarnos un fotoprotector no deja de ser una oportunidad ideal de aportar a nuestra piel determinadas sustancias que le ayudan.
Una de esas sustancias es el propio principio activo que nos protege del sol (óxido de zinc, dióxido de titanio…). Pero además, podemos “enriquecer” el fotoprotector con sustancias refrescantes y calmantes (aguas termales), regeneradoras, antioxidantes y antienvejecimiento (aceite de argán)… Por último hacer una reseña muy especial sobre el cuidado de nuestra piel tras la exposición al sol. No hay ningún momento en que nuestra piel se encuentre en un punto más delicado que tras una exposición solar intensa. Es precisamente ahí cuando deberíamos completar nuestro cuidado con un excelente after sun. Un adecuado producto para después del sol debería incluir sustancias calmantes (caléndula, aloe, aguas termales…), sustancias regeneradoras (aceites: argán, jojoba…) y sustancias antioxidantes (especialmente vitamina E).

Propiedades del aceite de Argán.

http://sanoyecologico.es/wp-content/uploads/2013/06/propiedades-del-aceite-de-arg%C3%A1n.jpg

Texto: Maribel Saiz y Cayuela
El Argán (Argania spinosa) es un árbol que pertenece a la familia Sapotáceas, crece hasta los 8-10 metros de altura y tiene una vida en torno a los 150-200 años. Es una especie autóctona de MARRUECOS, que crece de forma salvaje en el sur-oeste marroquí, parece ser que su existencia se remonta a la era terciaria. En las llanuras al pie de las montañas del alto atlas oriental y del anti atlas; ocupa más de 850.000 hectáreas, que se extienden en bosques claros, considerados  reserva de la biosfera.
Posee un follaje denso de hojas persistentes y pequeñas y alargadas, tiene además unas raíces profundas que soportan condiciones de extrema sequedad, en el verano pierde sus hojas, evitando así la excesiva transpiración para poder sobrevivir a las condiciones desérticas. Cuando llegan las lluvias es capaz de rebrotar rápidamente, apareciendo sus flores y frutos en algunas semanas.
Esta reliquia del terciario constituye una reserva mundial en Marruecos donde desempeña un papel socioeconómico y ecológico muy importante. El Argán fue declarado por la UNESCO como reserva de la Biosfera (RBA) en 1999. Los bosques de argán tienen un gran valor a nivel ecológico, participan en el mantenimiento de la humedad y fertilidad del suelo, pero además protegen contra la erosión hídrica y eólica que amenaza el proceso de desertificación de grande parte de Marruecos.
Actualmente, varias cooperativas formadas por mujeres producen el aceite vegetal de argán realizando una serie de labores intensivas para la recolección de forma totalmente manual con machacado final entre dos piedras y extracción final de la semilla para la obtención de este preciado aceite conocido también como oro líquido de Marruecos. El aceite vegetal virgen de argán de calidad debería proceder de cultivos totalmente biológicos certificados y ser extraído en primera prensada en frío sin posterior refinado, conservando intacta su composición y propiedades.
Composición química:
La calidad de este preciado aceite vegetal se corresponde con una composición química, en la que destaca un porcentaje superior al 80% en ácidos grasos esenciales, así como un elevado porcentaje de vitamina E natural y fitoesteroles.
. Ácido oleico (omega-9): 45-55 %.
. Ácido linoleico (omega-6): 38-36 %.
. Ácido alfa-linolénico (omega-3): < 0,1 %
. Tocoferoles (vitamina E natural): 60-90 mg/100g.
. Fitoesteroles: 130-230 mg / 100g.
Un cosmético NATURAL, con propiedades únicas y aplicaciones en cosmética y terapéutica.
PROPIEDADES DEL ACEITE DE ARGÁN PARA LA PIEL
• NUTRITIVO CUTÁNEO
• ALTAMENTE HIDRATANTE
• RESTAURA EL MANTO HIDRO-LIPÍDICO DE LA PIEL
• ANTI-OXIDANTE- RALENTIZA EL ENVEJECIMIENTO CUTÁNEO
• ANTI-ARRUGAS
• ANTIINFLAMATORIO, ANALGÉSICO
• FORTALECE UÑAS Y CABELLO
• REGENERADOR DE LA PIEL
• CONFIERE ELASTICIDAD Y FIRMEZA A LA PIEL
• DESIRRITANTE, CALMANTE.

VISTO AQUI.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
( NOTA DE LA AUTORA DE ESTE BLOG:
En problemas con la Próstata, aplicar este aceite en la zona del Perineo de 1 a 2 veces por día)http://2.bp.blogspot.com/-4PacR7jNg7I/VP5rUvFv0wI/AAAAAAAAC8Q/vMgNUXWKlDw/s1600/Optimized-estimulacion_perineo_masculino.jpg

La alimentación vegetariana.

http://sanoyecologico.es/wp-content/uploads/2017/05/vegetariana.jpg  


La Alimentación vegetariana y el término vegetariano engloba a todas las personas que no incluyen en su alimentación carnes de origen animal, pero, partiendo de este punto en común, existen diferentes variantes en las dietas vegetarianas, que se resumen principalmente en:
OVOLACTO VEGETARIANO: consumen lácteos y huevos.
OVO VEGETARIANO: consumen huevos.
LACTO VEGETARIANO: consumen lácteos.
VEGANO O VEGETARIANO ESTRICTO:  su dieta está basada exclusivamente en alimentos de origen vegetal.

En cualquier caso el como y de que alimentarnos es una decisión muy personal normalmente motivada por razones éticas, ecológicas o dietéticas. En este articulo
vamos a hacer un repaso de la necesidades nutricionales de una persona adulta y de las fuentes alimentarias de las que dispone una persona que sigue una dieta vegetariana para obtener estos nutrientes. La dieta ha de aportar todos los nutrientes esenciales necesarios para estar sano y en forma. Las dietas veganas, lacto-vegetarianas y ovo-lacto-vegetarianas adecuadamente planificadas satisfacen las necesidades nutricionales, con orientación en la planificación de las comidas pueden ser una opción apropiada y saludable siempre que se asegure la ingesta de una amplia variedad de alimentos que incluya cereales, frutas, verduras, alubias, legumbres, frutos secos o semillas, y una pequeña cantidad de grasa, la dieta será saludable y proporcionará todos los nutrientes necesarios. Los hidratos de carbono, grasas y proteínas se suelen denominar macronutrientes, y las vitaminas y minerales micronutrientes. La mayoría de los alimentos se componen de varios nutrientes pero se clasifican por el nutriente principal que aportan.
Los hidratos de carbono son nuestra principal fuente de energía, y la mayor parte de ellos provienen de los alimentos vegetales. Existen dos tipos principales: hidratos de carbono de absorción rápida o azúcares simples y los hidratos de carbono de absorción lenta o azúcares complejos. Los primeros se encuentran en la fruta, el azúcar y la leche. Los segundos se encuentran en los cereales (pan, arroz, pasta, avena, etc) y algunas verduras, como las patatas. La carne y el pescado contienen proteínas y grasas, los vegetarianos obtienen las proteínas de: Frutos secos (avellanas, almendras, nueces, piñones, etc.) semillas (sésamo,calabaza, girasol, linaza), legumbres (guisantes, alubias, lentejas, etc), cereales (trigo, centeno, avena, mijo, arroz,etc), productos de la soja (tofu,tempeh, proteína vegetal texturizada, bebida de soja,etc), productos lácteos (leche, queso, yogur,etc) y huevos. Las grasas se pueden clasificar en saturadas e insaturadas (mono-insaturadas y poli-insaturadas).
Las grasas están compuestas de elementos más pequeños llamados ácidos grasos. Dos de éstos, los ácidos grasos omega 3 y omega 6, son ácidos grasos esenciales. Las dietas vegetarianas son generalmente ricas en ácidos grasos omega-6, pero pueden contener cantidades insuficientes de ácidos grasos omega-3, especialmente los veganos, Las personas vegetarianas deberían incluir en su dieta semillas de lino, nueces, aceite de colza, y soja. Las personas con unos requerimientos superiores de ácidos grasos omega-3, como es el caso de las mujeres embarazadas es recomendable que usen suplementos.
La fibra es la parte no digerible de los alimentos que contienen hidratos de carbono, la podemos encontrar en los cereales integrales, frutas y verduras.
Los minerales Calcio: los ovolactovegetarianos así como los no vegetarianos obtienen este mineral de los productos lácteos principalmente. Los veganos suelen consumir cantidades inferiores dada la biodisponibilidad ( la parte que absorbe el organismo) de calcio que existe en los alimentos vegetales. Las verduras bajas en oxalatos (col china, brécol, repollo chino, berzas y col rizada), el tofu enriquecido con calcio y la leche de vaca son buenas fuentes de calcio, por otro lado las semillas de sésamo, las almendras y las alubias secas poseen una cantidad menor. Los oxalatos de algunos alimentos, como las espinacas y las acelgas, reducen mucho la absorción del calcio, convirtiendo a estas verduras en fuentes pobres de calcio utilizable. Los veganos deben esforzarse por consumir alimentos ricos en calcio, o en su defecto, consumir alimentos enriquecidos en el mineral, o tomar suplementos. Los alimentos enriquecidos como zumos de fruta, bebida de soja y bebida de arroz, los cereales de desayuno, etc pueden aportar cantidades significativas de calcio para los veganos. Hierro: En las dietas vegetarianas encontramos este mineral en los vegetales de hoja verde, pan integral, huevos, frutas deshidratadas y legumbres. Las fuentes vegetales de hierro no son tán fácilmente absorbidas como las fuentes animales, Los alimentos vegetales contienen solo hierro no hemo (de origen vegetal) que es mas sensible a la absorción que el hemo
(de origen animal), pero un buen aporte de vitamina C refuerza su absorción.
La alimentación es una de las bases principales de nuestra salud. Es fundamental saber alimentarse adecuadamente en cada etapa de la vida, y más aún en caso de sufrir algún problema de salud. Una correcta alimentación puede influir positivamente en muchas patologías, y ayudarnos a recuperar nuestro equilibrio y mejorar nuestra salud.


¿Qué es loosh?


http://4.bp.blogspot.com/-ZRLyP1wEDPM/VcIZCx5MsrI/AAAAAAAAAZg/hvUuabCjAbs/s1600/loosh.PNG
Maná o ambrosia de los dioses,
producto del sufrimiento humano.


Nos encontramos ante lo que Don Juan y los chamanes caratularían como el tema de los temas. Si bien no se trata de algo difícil de entender, no es algo fácil de asimilar:

La revolución de los chamanes es que se rehúsan a honrar acuerdos en los que no han participado. Nadie me preguntó si consentía ser comido por seres de otra clase de conciencia. Mis padres me trajeron a este mundo para ser comida, sin más, como lo fueron ellos; fin de la historia.
En realidad, parte del problema es que la humanidad ha sido malcriada a través de sus libros sagrados, reforzando en cada momento el egocentrismo de su participación en el Universo. Antes del siglo XIV, se consideraba como el centro de la creación a los territorios indoeuropeos; al conocer América, las mentes se ampliaron, pero el Sol seguía dando vueltas alrededor de la Tierra; con un gran esfuerzo, la teoría heliocéntrica se hizo lugar, pero seguíamos siendo el Centro de la Galaxia; ahora que hemos madurado, sabemos que ocupamos un minúsculo punto de la Galaxia de otras tantas incontables, eso sí, nos consideramos dueños del planeta y soberanos de todas las criaturas inferiores, a los cuales, como buenos reyes predamos sin culpa ni pausa. ¿Y esto será tan así? ¿De dónde ha surgido la manipulada información de que somos la raza soberana? Ciertamente un famoso libro sagrado nos menciona:
Creced y llenad la tierra, y enseñoreaos de ella y principad a los peces del mar, y a los volátiles del cielo, y a todo ganado, y a toda la tierra y a todos los reptiles que reptan sobre la tierra.
Interesante, aunque no todos los reptiles claramente reptan sobre la tierra, como nos enseña Rene Andrew Boulay en su libro Flying Serpents and Dragons (Serpientes y Dragones Voladores):
Los dragones y otras criaturas fabulosas de la mitología existen pero son formas distorsionadas de los Dioses Serpiente. Es un problema semántico fomentado por la repulsión del hombre a su conexión con sus ancestros los Dioses Saurianos. Dos corrientes parecen haber contribuido a la leyenda de la serpiente como malvada y repulsiva. [...]
El hombre substituyó a los Anunnakis [los Arcontes: aquellos que detentan el poder] como trabajadores y comenzó a realizar todas las desagradables tareas. El recuerdo de esta dominación por los reptiles crueles y despiadados fue exacerbado más a fondo por los descendientes de los Nefilim en los días antes del Diluvio. Estos hombres del espacio se mezclaron con nosotros y vivieron entre la humanidad, las Escrituras y las fuentes sumerias revelan que eran una raza bárbara y antropófaga.
Pero crucemos las aguas que dividen y veamos que nos dice otro libro sagrado, el Popol Vuh, la recopilación de narraciones legendarias e históricas de mesoamérica, que nos explica:
Y dijeron Huracán, Tepeu y Gucumatz cuando le hablaron al agorero, al formador, que son los adivinos: “Hay que reunirse y encontrar los medios para que el hombre que vamos a crear nos sostenga y alimente, nos invoque y se acuerde de nosotros.”
La mayoría de las religiones nos informan que por encima de nosotros están los dioses, a los que debemos invocar y/o alimentar; los dioses son los creadores, o para escribir correctamente, los modificadores y reconfiguradores de la humanidad. Estas entidades intervencionistas y asistencialistas, que en algunos casos se autoproclamaron como celosamente únicas, de manera enérgica, cuando no violenta, obligaron a sus seguidores a que los adoracen y efectuaran puntillosamente sacrificios y rituales en su nombre: esta es su manera de alimentarse; del libro del psicólogo William J. Baldwin, CE-VI Close Encounters of the Possesion Kind:
La angustia que emana de los que están a punto de ser víctimas, es una energía que puede ser recogida por las DFE [Dark Force Entities: entidades negativas parasitarias]. La energía de miedo de los ciudadanos, así como la lujuria de sangre en los curiosos que asistían en multitudes a los sacrificios, también puede ser cosechada y usada como “alimento” para las DFEs y sus superiores.
¿Qué es loosh entonces? El loosh es la moneda etérica,(1) respaldada por una sólida inversión emocional de tinte negativo, formadora y destructora de civilizaciones; pueden interesar los centavos y monedas de un ritual en nombre de una deidad en particular: el oxímoron de una dádiva chupacirios, pero lo importante son las calamidades globales: la guerra, la peste, el hambre y por supuesto, las delicias de la tortura y el sufrimiento extremo producidas, entre otros casos, por los sacrificios rituales; de las Transcripciones Cassiopaea, Laura Knight-Jadczyk pregunta (30/07/1994):
P: Jesús nos contó que Dios nos ama. ¿Es verdad?
R: Pero es el alma lo que importa, no el cuerpo. El cuerpo muere, no así el alma.
P: Bueno, pero toda esta cosa da escalofríos.
R: Ustedes son energía. Hay una energía que proviene de la conexión entre el alma y el cuerpo; entonces el cuerpo es mutilado.
P: Entonces, ¿ellos abducen gente y la asesinan y qué logran con eso?
R: Los descuartizan.
P: ¿Mueren entonces?
R: Ocurre una máxima transferencia de materia y energía durante este tipo de transición.
P: En otras palabras, ¿una muerte lenta y dolorosa les proporciona lo que ellos quieren? Esto es demencial.
R: Han solicitado la verdad. Dice que es demencial pero es meramente la forma última de servicio egocéntrico.
El loosh o sufrimiento inconsciente es en definitiva el costo de alquiler de nuestros manipulados cuerpos humanos.(2) Podemos gozar de sus funciones (que a veces no andan del todo bien, y para colmo vienen sin garantía) y delectarnos en los placeres de la carne; pero el ojo entrenado observará que ya en el ingreso a este mundo se nos cobra un valor altísimo en loosh, tanto por parte de la madre como de la criatura; luego los pagos se fraccionan de modo de beneficiar al recaudador en cualquier equivocación del inquilino, ya que es insaciable; del libro Los Brujos Hablan (cap. IX) del filósofo Dario Salas Sommer:
El Sapiens, en su lucha inclemente por la existencia, hace que su aparato emocional y nervioso elabore ciertos elementos incorpóreos, pero de una extraordinaria potencia, los cuales “abandonan” el cuerpo humano en forma de vibraciones que son emitidas por antenas incorporadas en su unidad biológica, las cuales se encuentran orientadas y sintonizadas con la frecuencia de los Arcontes, que así “cosechan” esta fuerza y la utilizan con fines que no divulgaremos; volviendo a advertir que, de todos modos, cumplen una función cósmica.

Es así como el
Sapiens es despojado inadvertidamente del producto más noble producido por él mismo, el destilado final de la experiencia humana... el “caldo aurífero” de su vida.
Si las vicisitudes de la vida terrenal no fueran suficientes, hay una ronda nocturna donde ciertas entidades especializadas efectúan un sobreturno para ordeñarnos en las horas de reposo. Por supuesto que ante cualquier duda o problema, es posible contar con los representantes y asociados eclesiásticos: ellos estarán gozosos de poder confundir aun más y proporcionar un sinnúmero de directrices equivocadas, las que se deberán sazonar con profusas dosis de fe; pero aun hay más: puede que la entidad asistencialista de cuarta densidad encuentre beneficioso intervenir en lo que usted solicita, esclavizando y reduciendo todavía más su vida (o las siguientes), del libro Into the Fringe de la doctora Karla Turner:
Barbara [Bartholic, ufóloga asistente del doctor Jacques Vallée], a través de su trabajo de investigación con más de doscientos abducidos, había aprendido lo suficiente para formular su propia interpretación de tales experiencias. Ella cree que al menos un cierto grupo de estos seres de alguna manera “se alimentan” de nuestras emociones, especialmente las más fuertes que vienen del miedo, el dolor, la depresión, y de las acciones compulsivas.
[Los alienígenas infligen] dolor con el fin de “cosechar” o, de alguna forma, utilizar las respuestas emocionales de los abducidos. [...] Los alienígenas como vampiros emocionales es un pensamiento sórdido, pero no tan extraño, tal vez, como otras cosas que había oído.
¿Pero entonces no hay salida? Sí, la hay; y pasa antes que nada por reconocer el velado tráfico energético de la que nuestra realidad humana forma parte, y comenzar a entender el humilde escalón que ocupamos en el ziggurat alimenticio: el paso más importante tal vez se trate dejar de ser un predador y evitar ser predado, reduciendo de esta forma los aportes de loosh, y esto sólo se logra despertando a la consciencia.
* * *
*
(1) Una concisa definición de loosh desde Montalk.net: término que designa la energía vital/emocional y espiritual. Se trata de la definición que reunió Robert Monroe en sus viajes astrales donde, mediante la interacción con entidades no físicas, aprendió que este tipo de energía era llamado loosh y que la humanidad fue reacondicionada y aun es manipulada para su contínua producción y extracción. Asimismo, la escuela de pensamiento gnóstica denomina al loosh con el término askokin: sustancia cósmica sagrada, indispensable para el mantenimiento del Universo, y que sería continuamente cosechada de nuestro planeta.

(2) Del libro Far Journeys de Robert Monroe:
El Cuarto Cultivo excedió las expectativas de los Sembradores [los Arcontes]. Resultó en una producción consistente y utilizable de loosh que fue obtenido del Jardín. El balance de “vida” operaba de manera perfecta, con el Factor de Conflicto produciendo inmensas cantidades de loosh manando de manera permanente a través de las constantes muertes y destrucciones de todo tipo de organismos: Móbiles [Animales] o Estacionarios [Plantas].

Para manejar la recolección, los Sembradores crearon unos Recolectores Especializados [¿tal vez Los Grises?] para ayudar durante la cosecha. Crearon entonces Canales [¿quizá los Portales Orgánicos?] para recolectar el loosh en bruto desde el Jardín hacia su Residencia. Desde entonces, nunca más se necesitó depender del loosh en estado salvaje. El Jardín [el Plano Físico] fue una fuente inagotable para los Sembradores.
Existen varias fuentes que indicarían como sustrato bioquímico del loosh al adrenalcromo o adrenocromo (adrenochrome). Reforzando esta asociación, el Síndrome de indisposición post orgásmica (Post orgasmic illness syndrome) pudiera estar relacionado a la conversión de noradrenalina en adrenalina y posteriormente en adrenocromo, en un organismo inadecuado para catalizar la reacción en oleadas repentinas tras el orgasmo. Recomendamos la lectura de las interferencia exógena en las relaciones románticas.

VISTO AQUI.